Hombres jóvenes y maltrato

Entrevista sobre violencia de género en la juventud

Lunes 12 de noviembre de 2012, por Pilar Pascual Pastor




Entrevista sobre VIOLENCIA DE GÉNERO EN LA JUVENTUD

Esther Martin, periodista de Feminicio.net
Pilar Pascual, psicóloga de Mujeres para la Salud

¿Qué conducta tienen las jóvenes que sufren violencia de género?

Una chica que sufre una relación de violencia puede tener los siguientes comportamientos:

  • Minimizan la gravedad de la violencia, se convence de que lo que le pase no es tan grave, magnifica los buenos momentos.
  • Niega y oculta la realidad a las personas cercanas, cree que es un problema que no sólo les incumbe a ellos dos.
  • Se identifica con el agresor, le justifica, defiende o protege, cree que sólo ella le entiende, y comprende sus frustraciones y dificultades.
  • Se culpabiliza la agresión, se convence de que ha sido por su culpa y que podría haberlo hecho mejor.
  • Cree que haciendo lo que su pareja quiere puede evitar la aparición de la violencia.

Estos comportamientos van generando las siguientes consecuencias:

  • No confiar en sí misma, sus ideas, opiniones.
  • Estar confusa sobre lo que es importante para ella misma
  • Desmotivación y tristeza.
  • No tener ganas de hacer cosa que antes le gustaban
  • No dormir adecuadamente.
  • Dolores de cabeza u otras dolencias físicas
  • Problemas en los estudios o en el trabajo, por falta de concentración.
  • Faltas de clase o del trabajo
  • Aislamiento de familia, amigas/os
  • Desconfiar de la gente que la rodea, sentirse sola.

¿Hay factores que predisponen a su padecimiento?

En realidad cualquier mujer joven pude vivir una relación de violencia de pareja, porque el factor de riesgo es ser una mujer. Nuestra educación de género femenino nos hace más difícil discriminar las primeras expresiones la violencia.

La importancia que concedemos a gustar a los demás, a sentirnos elegidas, aceptadas y/o queridas nos puede llegar a cegar, y a veces relegamos el hacer respetar nuestras necesidades, opiniones o deseos.

También la actitud de dar y cuidar a los otros (al novio en este caso) o de sentir que el peso de la relación es nuestro, hace que a menudo ofrezcamos más posibilidades de las objetivamente recomendables, perdonando en exceso, por ejemplo.

En la medida en que la mujer joven tenga de interiorizados estos aspectos y que encaje en el papel de buena chica (sumisa, siempre disponible, dejo mis actividades por estar con él,…) más riesgo puedo tener a vivir una experiencia de violencia en la pareja.

¿Qué diferencias hay entre una joven y una adulta que sufren violencia de género?

La principal diferencia es que la joven cree que vive en una sociedad que ya es igual para hombres y mujeres, y en la que ella es más libre para tomar sus propias decisiones. Es decir las mujeres jóvenes están expuestas a un doble riesgo:

  • En la actualidad, ya todo el mundo rechaza los comportamientos machistas externos, más violentos. Se ha avanzado en la conciencia social de la violencia de género pero sobre todo en lo referente a la violencia física. Sin embargo, sigue habiendo machismo, pero el peligro es que ahora los comportamientos machistas son más sutiles (siempre relacionados con el cuidado, el amor y la protección del chico hacia la chica), y por tanto más difíciles de detectar.
  • Por otro, existe una creencia extendida entre las mujeres jóvenes de ser iguales a los chicos en cuanto a elegir y tomar decisiones. Se sienten más libres en las relaciones, adoptan comportamientos masculinos en cuanto a la elección y cambio de parejas, expresión de su sexualidad, sin muchas veces preguntarse si es lo que realmente desean realmente o es o que ahora se espera de una mujer moderna (miedo a ser etiquetada de “estrecha”).

¿Por qué hay mujeres jóvenes machistas que consienten padecer la violencia de género aun sabiendo que es violencia?

La violencia de género es algo que les puede pasar a todas las mujeres jóvenes, al principio no te das cuenta, y achacas su comportamiento a cualquier cosa (mal día, problemas con padres, con profesores…), luego llega un momento en que es un círculo vicioso “te quejas, te pide perdón, sigues sintiendo que le quieres, le perdonas, y cada vez te siente más en una tela de araña”

Existen mujeres jóvenes machistas en la medida de que existen hombres jóvenes machistas, es una realidad que seguimos viviendo puesto que nuestra sociedad sigue siendo patriarcal, sexista y machista. No es extraño que sus ciudadanas/os también lo sean.

Pero la violencia de género, no sólo necesita del machismo para producirse, realmente este tipo de violencia se fundamente en las siguientes creencias (que todos y todas aprendemos desde que nacemos) por la educación sexista que recibimos:

  • Los hombres siguen siendo educados, básicamente, para ocupar el espacio productivo, han de formarse para trabajar.
  • Sólo a las mujeres nos siguen poniendo la carga del cuidado de los otros, es decir de espacio reproductivo (pareja, familia, hijos…), aunque también nos eduquen para ocupar el espacio de la productividad.
  • Las mujeres dependen de los hombres, y ocupan un lugar de subordinación con respecto a ellos, y los hombres aprenden que han de proteger y cuidar a las mujeres desde una posición de dominación.

¿Hay un perfil de maltratador adolescente o joven? ¿Cómo se puede detectar?

En general, los hombres aprenden a ser protagonistas, a desarrollar sus actividades, a satisfacer sus necesidades, a pedir lo que quieren. Algunos incluso piensan que sus actividades son más importantes que las de pareja, e incluso que su chica, novia o pareja les pertenece (por eso la protege, la dice lo que tiene que hacer, e incluso justifica que a veces le trate mal).

En la violencia de género, lo que se pretende es dominar a la pareja, controlarla, en este caso que ella haga lo que él quiere. En las relaciones entre jóvenes la violencia más frecuente es la psicológica, para que llegue a haber violencia física primero ha tenido que hacer efecto la psicológica. Violencia psicológica son todos los actos encaminados a destruir la autoestima de una persona, a que pierda confianza en sí misma, a hacerla dudar de su criterio,…

No existe un perfil cerrado de joven maltratador, pero sí algunos rasgos característicos como son:

  • Es una persona tradicional en cuanto a cómo tienen que ser los hombres (fuertes y viriles) y las mujeres (sensibles y dependientes).
  • Necesita sentir que tiene el control de la relación, y demostrar su superioridad (en todas las decisiones sobre su pareja).
  • Tienen creencias estereotipadas tanto de las mujeres como de los hombres, aunque expresa y opina más sobre las mujeres.
  • Tienen también actitudes y comportamientos sexistas (no hacer determinadas tareas adjudicadas a las mujeres), en muchas ocasiones a través de bromas.
  • Suele da un imagen en público diferente a como es en privado, suele dar la imagen de hombre tranquilo, amable, colaborador.
  • No asume su responsabilidad de su comportamiento violento, más bien la proyecta sobre la víctima o sobre sus circunstancias (conflictos con otros, falta de dinero, o de trabajo…)
  • Tiene dificultades para la comunicación verbal y la expresión de sentimiento, escaso autocontrol y conductas impulsivas.

¿Cuáles son las conductas típicas de los jóvenes maltratadores? Rasgos y ejemplos.

Para que un hombre joven consiga el objetivo de mantener el poder y el control de su pareja tiene que hacerla sentir culpable de los conflictos y de las consecuencias e ir aislándola para que cada vez sea más dependiente de él, es decir menos autónoma. Puede utilizar las siguientes estrategias:

1. Puede mostrarse celoso, porque todavía existe la creencia de que los celos significan amor, es celoso porque me quiere.

2. Para mantener el control sobre ella y reducir su autonomía, controla las cosas que hace sin él, a través del móvil o las redes sociales donde esté (Tuenti, Facebook,..) revisa llamadas y mensajes; ve con quién se relaciona; llamadas constantes para ver dónde está y con quién; esperándola a la salida de casa, del instituto o el trabajo, persiguiéndola o vigilándola. Todo ello acompañado de mensajes de que lo hago porque me preocupo por ti, te protejo, te prevengo…

3. También controlando las pertenecías personales bolsos, mochilas, carteras, fotos… Otra forma habitual de control es a través de la ropa que usa, o como se maquilla dónde vas con esa pinta, no ves que vas provocando… también con la excusa de la protección.

4. Para aumentar su poder intenta aislarla de todas sus otras relaciones amigas, familia, compañeras/os de clase, de todo su mundo para que sólo salga para estar con él.

5. Y para dañar su autoestima y aumentar la dependencia hacia él puede utilizar las descalificaciones y humillaciones (ningunearla, decirle que no sirve para nada, reírse de ella o avergonzarla en público). El chantaje emocional (hacerle sentir culpable de todo lo que les pasa) y las amenazas (quitarle algo que le gusta, con abandonarla o agredirla, o con suicidarse). Y mostrar insensibilidad a todas las necesidades de ella.

A su juicio, ¿qué es lo que falla en la educación y en la sociedad para que siga sucediendo?

Lo que he ido comentando antes, que seguimos en un modelo educativo muy sexista y machista que además de proporcionarnos identidades y roles de género tan dispares, sigue teniendo una asignatura pendiente que es la educación emocional y sentimental, como prevención de la violencia contra las mujeres.

Esta generación ha nacido en una sociedad donde en mayor o menor medida, el problema de la discriminación de la mujer y el sexismo está presente en el debate social, ¿estamos avanzando hacia su erradicación o son cambios sobre papel mojado?

Efectivamente se ha conseguido que es exista una mayor sensibilidad hacia estos temas, lo que no significa que ya esté todo hecho. En materia de prevención, imprescindible para las mujeres y hombres jóvenes no se ha hecho lo suficiente.

El anterior gobierno puso en marcha dos leyes importantísimas en este sentido, la Ley Integral contra la Violencia de Género y la Ley de Igualdad. Ambas leyes implicaban a todos los ámbitos, desde el educativo, judicial, policial al empresarial. Realmente perseguían un cambio de modelo social que es la única forma de erradicar definitivamente la violencia contra las mujeres. Desgraciadamente ambas leyes están cuestionadas por el actual partido en el gobierno.

Además todas las personas sensibles a los avances de las mujeres en sociedades patriarcales sabemos que las conquistas en los derechos de las mujeres son muy sensibles, y ante cualquier coyuntura, como puede ser un cambio de gobierno, están expuestos a retroceder. Por ejemplo, lo que está ocurriendo con la Ley de la Interrupción del embarazo. Ante los avances de los derechos de las mujeres, el patriarcado se resiste. No podemos olvidar que para el patriarcado el control de las mujeres es esencial.

¿Cómo puede el feminismo ayudar a prevenir la violencia de género?

Históricamente el feminismo, como movimiento político, por un lado, y los estudios de género de todas las disciplinas académicas junto con la implantación de la perspectiva de género en todas las realidades de las personas, por otro, han supuesto en el marco de las sociedades patriarcales la denuncia y la lucha por las discriminaciones que sufren las mujeres (y de la violencia de género como abanderada de las mismas) y la conquista de nuevos espacios de participación para las mujeres. Y al mismo tiempo, ha supuesto el marco teórico explicativo para el estudio de los efectos y consecuencias de mantener discriminada y subordinada a la mitad de la población, no sólo en las mujeres sino también en la sociedad en su conjunto.

Seguir reivindicando un cambio social profundo hacia una sociedad en igualdad para mujeres y hombres, libre de violencia, con modelos co-educativos de respeto y equidad entre los géneros, siempre ha sido y seguirá siendo, uno de los objetivos esenciales del feminismo.

¿Cómo prevenir el ataque sexual ante la ingesta de alcohol y de drogas?

La mejor forma de prevenir experiencias de violencia en el caso de las mujeres jóvenes es conseguir sensibilizarlas sobre todo esto que estamos hablando. Es importante de-construir el modelo de mujer aprendido por la educación sexista-machista para conseguir que las mujeres confiemos en nuestra capacidades y posibilidades como seres autónomos e independientes, y así poder empoderarnos para conseguir el respeto de los demás.

Artículo en Feminicio.net

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0