Taller para superar los efectos de la violencia de pareja

Martes 20 de noviembre de 2012, por Mujeres para la Salud




Desde que somos niñas vamos creciendo con el objetivo vital de enamorarnos y emparejarnos. Nos vamos creyendo todos los mitos que rodean la idea de amor y de felicidad que obtienen las mujeres cuando tienen un hombre a su lado. Al mismo tiempo vamos asumiendo el papel que se nos adjudica socialmente y, que ni tan siquiera en la actualidad, es igual para las mujeres y los hombres. Las mujeres seguimos siendo las que estamos en un segundo lugar, las que mayoritariamente seguimos ocupándonos de los demás y renunciando a nuestros proyectos autónomos de vida, precisamente el momento de emparejarnos y/o formar una familia es una de nuestras encrucijadas.

Casi todas las mujeres tenemos conflictos con nuestros compañeros porque la educación diferencial que ambos recibimos así nos predispone. Muchas de nosotras vamos solucionando, más o menos, satisfactoriamente estas dificultades pero algunas no sólo no podemos solucionarlas sino que nos vamos metiendo en una espiral cada vez más difícil de desenmarañar porque van acompañadas de mucha tensión, porque nos vemos obligadas a hacer cosas que no queremos por evitar más conflictos… Algunos hombres consideran que sus compañeras “son suyas” y que ellas tienen que ser y hacer lo que ellos desean. La autoestima de este tipo de hombres (su hombría) está relacionada con el poder que sienten al controlar a sus parejas, pero si estas se revelan a este poder entonces justifican el uso de la violencia.

Cuando hablamos de maltrato o violencia hacia las mujeres dentro del ámbito de la pareja, tendemos a pensar en aquellas parejas en las que hay violencia física. Sin embargo, es muy difícil que una relación de pareja se construya, desde el comienzo, sobre las agresiones físicas.

Antes, se producen una serie de comportamientos dentro de la pareja, que son muy difíciles de percibir como violencia, pero que son la esencia de la misma, su “caldo de cultivo”.

Estos comportamientos intentan mantener el dominio y la superioridad del hombre sobre la mujer, se resisten a todo lo que signifique mayor autonomía para la mujer (tener actividades o amistades propias).

Ejemplos de estos comportamientos son:

  • no compartir las tareas familiares y domésticas (con independencia de que la mujer trabaje fuera del hogar),
  • a no tener en cuenta las opiniones de ella en temas familiares, a controlar el dinero,
  • a culpar a la mujer por todo lo que ocurre dentro de ámbito familiar,
  • hacerla dudar de sus capacidades,
  • hasta las descalificaciones, insultos, o faltas de respeto y humillaciones...

Al conjunto de todos estos comportamientos se les denomina maltrato o violencia psicológica y siempre preceden al maltrato o violencia física.

Sólo cuando la primera deja de funcionar (como un mecanismo de control) se pone en marcha la segunda y se suma a la primera. en muchas ocasiones no es necesaria la violencia física.

Someter a una mujer, día tras día, a la violencia psicológica consigue provocar en ella inhibición, desconfianza en sí misma, y disminución de su autoestima, además de sentimientos de desvalimiento, confusión, culpa y dudas.

Si te sientes así porque estás viviendo este momento o has vivido una relación de este tipo es importante que hagas algo porque la tela de araña cada vez es más grande y más complicada de enfrentar.

En el Taller para mujeres que han sido víctimas de violencia en la pareja podrás compartir tus dificultades con otras mujeres que están en tu misma situación. Entre todas podremos comprender lo que nos pasa, desmontar todas las ideas que nos atan, desentrañar todas nuestras culpas, y entender la diferencia entre aquello que te perpetua en la situación de maltrato, y aquello que te va a ayudar a salir, por ti misma, y con el apoyo y la seguridad de todas nosotras.

Si estas interesada en este taller o necesitas más información contacta con nosotras o en el 915195678 de Mujeres para la Salud.

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0