Te sientes castrada

Carmen Alonso

Viernes 11 de mayo de 2012




TE SIENTES CASTRADA:

Cuando desde que eres pequeña te quitan lo que toda niña tiene que tener, que es su INFANCIA. Una familia normal: que te quieran, te escuchen, te valoren, que no te peguen, que no te obliguen a vivir su mundo, el de los adultos, que no te enseñen lo que cualquier niña no puede entender. Que respeten tu opinión, que te escuchen cuando les dices algo, que para ti es importante y no te callen, insultándote o a hostias, que comprendan que tu no puedes vivir, entender o practicar su sexualidad, que no te manipulen, ni tomen tu cuerpo o tu mente para sus deseos, o para que llegues a sentir que tu no vales para nada, que todo lo que digas o hagas está mal, que nunca llegarás a ser nadie, que sólo eres una puta.

Te ANULAN, como persona y mujer, porque llegas realmente a pensar que sin ellos tú no eres nada, no tienes vida propia. Llegas a acostarte con cualquier hombre, pasar por lo mismo que has pasado con tal de que en algún momento, aunque sea a través del sexo, llegues a sentirte que al menos vales para algo, a buscar ese cariño que nunca vas a recuperar, y que ellos no te lo van a dar, pues sólo buscan su propio placer, y nunca entenderán que tus deseos son otros, mucho más fuertes, que necesitas a alguien que te haga sentir sobre todo persona, que sea capaz de amarte, dentro y fuera de la cama, que te envuelva de CARIÑO Y TERNURA, y sobre todo, que te respeten porque “TU VALES MUCHO”.

Ver en línea : Artículo extraido de "La Boletina" Nº XXI - 2002

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0