Mujeres participantes en el Taller de Violencia de Género de Entre Nosotras

Varias

Lunes 7 de mayo de 2012




Empecé joven a salir con chicos (18 años). Soñaba con encontrar a ese “Príncipe Azul” que leía en los cuentos y veía en las películas. Mi primera relación duro cinco años, era joven, quería que me quisieran, formar esa pareja de película….durante esos cinco años me entregué, cedía en todo para que me quisieran, me callaba todo…con tal de recibir amor; no sirvió para nada, me dejo por otra. A los veintisiete años conocí a la persona que iba a ser el “amor definitivo”. Estuve con él casi diecisiete años pero, desde el principio, veía indicadores que me decían que algo no estaba bien: malas palabras, desprecios ante la gente, gritos….no importaba, se le pasara….y así pasaron diecisiete años y no se le pasó. Ahora tengo 45 años, llevo ocho meses sola desde que me marche de casa, no aguantaba más. Lo aguante todo para que me quisieran, para que me dieran cariño, pero no fue así. Ya no le culpo a él, ahora me pregunto: ¿Por qué aguanté? Tenía independencia económica y no tenia hijos. Me da miedo la respuesta ¡Tengo que cambiar tantas cosas en mí!

Mercedes

DIA DE SAN VALENTIN

El patrón de la ilusión,
donde todas las parejas creen en el amor,
yo también era una de ellas,
pero ya se me pasó.

Te pones guapa, te peinas, haces comida especial y
esperas que venga el rey cargado con el regalo.

Ya viene el rey de la casa,
y cargado si que está pero con una torrija que no sé si me verá.

Se pierde en el cuarto de baño,
ya pasa hora y media,
vas a felicitarlo y lo encuentras en porretas,
tirado en medio del suelo,
sin subirse la bragueta.

El ramo de flores que esperas se marchita de repente,
ante la realidad que se te pone de frente.

Llorando de rabia le hablas con suavidad,
vamos chico, ve a la cama, que tu frío cogerás.

Como tu puedes le ayudas y le llevas a acostar,
la comida por supuesto sola te la comerás,
por lo menos ese día no le oirás protestar,
siempre comemos lo mismo esto no me gusta ya, no sabes cocinar,
cuando estoy fuera tengo más variedad.

No sé lo que le pasa para él todo está mal,
si sales porque no entras,
si limpias es demasiado,
si hablas con su madre que la hemos criticado,
él nunca está conforme, quiere su libertad,
su dinero, sus amigos, y muchas cosas más,

Quiere tener su vida pero a la vez tiene miedo que yo sea persona igual,

pues con los mismos derechos ya le puedo reprochar.

No soy felpudo, ni trapo para limpiar tu inseguridad,
tu prepotencia, tu ira.

Soy la que un día de ti se quiso enamorar,
pensando que mi amor todo lo puede arreglar,
para al fin darse cuenta,
que sólo cambia aquel que quiere cambiar,
que sólo tengo una vida y la quiero disfrutar.

Ha muerto San Valentín

Enri

Soy una mujer de 44 años. Llevo casada 21 años y todo este tiempo lo he pasado llena de malestares, ansiedad, nerviosismo y miedos. No sabia lo que me pasaba, visitaba médicos, especialistas etc... La mayoría de las veces no encontraban mi mal, iba dando tumbos de un sitio a otro, hasta que visite a la Trabajadora Social de mi barrio y ella me comento que debería ir a un centro de mujeres, pues allá me acogerían y me tratarían de mi mal. Así lo hice y me dirigí al Centro de Mujeres para la Salud y es allí donde profesionales me han tratado como mujer maltratada psicológicamente, es ahora cuando por primera vez empiezo a ver con claridad como he llegado hasta aquí. Siendo una mujer sumisa, pasiva, tolerándolo todo e incluso culpándome de todo lo malo que pasaba en mi matrimonio, yo creía que esto era ser una buena mujer y mejor persona, pero me he dado cuenta de que no es así, todo esto me ha llevado a hundirme psicológicamente y conmigo a mis hijos de 18 y 13 años. Yo pensaba que ellos no se enteraban de nada, que yo lo escondía muy bien y estoy comprobando que no era así, pues tienen secuelas psicológicas.

Así que por favor si alguna de vosotras os sentís mal frecuentemente y no sabéis el motivo, visitar a profesionales que os ayuden, pues sola es muy difícil salir e incluso detectar lo que te pasa, mi consejo es que visitéis un Centro de Mujeres para que os ayuden aunque la labor la tenemos que hacer nosotras.

Isabel

Soy una mujer de 47 años. Estuve en pareja 29 años y llevo separada poco más de uno. Hasta que no llegué a Mujeres para la Salud, no fui consciente de haber sido maltratada, por 2 razones: 1). En mi infancia recibí algunos palos y 2) en mi matrimonio también, pero lo permitía, no me parecía maltrato, era normal... El no ser consciente de haber sido maltratada, es lo que me ha llevado a pensar y preguntarme hasta qué punto lo había sido, que hasta perdí la conciencia de que lo era. Pues no sólo es el dolor del palo, sino el daño psicológico, más difícil de recuperar que un hueso roto, pues no hay escayola para la autoestima, para dejar de sentir que no importas a nadie, que nadie te quiere, ni te cuida, ni te hace caso cuando estás en la cuna ¡Qué justifica eso! Y es increíble las consecuencias que eso conlleva, pues: te casas joven con el 1° que te dice me gustas, te quiero, pues es tan grande la necesidad que tienes de que alguien sienta algo por ti, que ni analizas a la persona que te propone que compartas tu vida con él, incluso tu se lo propones. Allá vas y sigues sometida por agradar, por ser perfecta y callada para que no se vaya, pues quien mas te va a querer, y el sabe de tu miedo y se aprovecha cada vez más de tu debilidad, de tus miedos irracionales, de tu poca fe en ti, y en vez de ayudarte a crecer, a salir de ahí sigue el juego, pues es lo que a él le va bien, llevas dinero a casa, con tu trabajo, crías hijos, cuidas casa(que os voy a contar)y si te quejas te dicen "calla a ver si me voy a enfadar de verdad ...y te callas y te callas... y no entiendes nada ¿Por qué tienes que ir a urgencias con ataques de ansiedad? ¿Por qué no te ayudan cuando estas depresiva? ¿Por qué además te regañan por sentirte así? ¿Por qué tienes que ir a llorar o a vomitar al baño a escondidas, porque si no te regañan por hacerlo? ¿Qué escayola te cura esto? Y además quieres tener hijos, y el normalmente no, pero los tienes, y el reproche de su parte, ¡Vaya palo! ¡Joder la hemos cagado!, pero tu instinto maternal, tu deseo de tener un bebe a quien dar todo tu amor, te hace tener menos tiempo para ti, para pensar, para plantearte que pasa en ese matrimonio vas engañándote, por no enfrentarte con tus sentimientos, y sigues equivocándote cada vez más, e implicando en ese sufrimiento a tus hijos .... Hasta que hay un momento detonante, después de 15 ó mas años, en el que ves la película de tu vida con él, y ves como será el futuro y dices basta ya!, y con todos los miedos, e inseguridades del mundo, le pides a la vida que te de una segunda oportunidad para vivir, para saber quien eres, qué quieres y poder crecer y enamorarte de la vida y vivir libre de verdad. Llegar a saber quien eres tú y compartir tu vida con un hombre sano.

Carmen

Ver en línea : Artículo extraido de "La Boletina" Nº XXIII - 2004

Avda. Alfonso XIII nº 118 - Madrid 28016 | Tel. 91 5195678 | info@mujeresparalasalud.org | Aviso Legal | Seguir la vida del sitio RSS 2.0